Hernán Dompé es un artista claramente inmerso en la vida contemporánea. No obstante, sus imágenes imbuidas de la admiración por las manifestaciones culturales de la América antigua, hablan de la fascinación por tiempos en que arte, religión y vida cotidiana no eran esferas separadas. Un tiempo remoto en el que el hombre vivía en una mayor armonía con la naturaleza.  En este sentido su arte tiene un profundo mensaje ecologista.
pasador1

“La naturaleza nos da muchas pistas”, piensa Dompé. Tormentas, rayos, pueblan su obra. Son las expresiones espontáneas de la naturaleza que desde el comienzo de los tiempos el hombre leyó como signos de algo que está más allá del simple acontecimiento. La ira de los dioses, un espectáculo sublime a descifrar. Aunque hoy parezca que estamos lejos de ese pensamiento mágico es la ecología la que señala cómo el hombre está inserto en el un entorno natural que enseña día a día cuáles son sus reglas.

pasa2

Hernán Dompé nace en Buenos Aires en 1946, es Profesor Nacional de Escultura, vive y trabaja en Capilla del Monte, Córdoba, Argentina

pasa3

Mi relación con la pesca comienza de niño y de a poco se fué convirtiendo en pasión, he transitado por muchas técnicas de pesca, pero desde hace ya muchos años practico la pesca con mosca, con devolución, en gran cantidad de ámbitos y como consecuencia también me fuí convirtiendo en atador de mis propias moscas.